EMBARAZO SANO CON TERAPIA EN AGUA

¿Podrías definir Watsu® y Terapia Cráneo-Sacral en Agua?

El Watsu® (Water Shiatsu) es una disciplina de trabajo corporal que aprovecha los patrones sanadores y de sustentación del agua a una temperatura entre 34-37 º C.

Esta técnica, junto a los efectos terapéuticos del agua caliente y la tridimensionalidad de los movimientos que ofrece el agua, permiten a la persona alcanzar estados de relajación y escucha profunda a la futura mamá, además de descomprimir las vértebras, movilizar las articulaciones y elongar los músculos en un modo alternativo y complementario a las demás técnicas que pueden llevarse a cabo en seco.

Todo esto hace que esta técnica sea una de las más relajantes y completas que existen.

La Terapia Cráneo-Sacral es un método de terapia manual muy sutil, empleado para detectar y corregir los cambios que se producen en el Sistema Cráneo-Sacral que pueden ser la causa de disfunciones motoras, sensitivas y neorológicas.

Elisa Muñoz Blanco, Fisioterapeuta, Osteópata y Terapeuta Cráneo-Sacral, Profesional Avanzado de Watsu® e Instructora de Watsu®, unió ambas disciplinas en el Agua, creando la Terapia Cráneo-Sacral en Agua, técnica que lleva años aplicando, y que actualmente imparte como formación reglada y dirigida a profesionales, alrededor del mundo.

La aplicación de la Terapia Cráneo-Sacral en Agua multiplica los beneficios terapéuticos en la mamá, al estar sostenida en a una situación de ingravidez donde la presión hidrostática ejerce el estímulo necesario para despertar el movimiento correctivo en el cuerpo.

Entendemos el Sistema Cráneo-Sacral como el responsable de mantener el ambiente fisiológico para el cerebro y el sistema nervioso, y el Sistema Fascial como una sola estructura de continuidad anatómica que contribuye pasivamente en el comportamiento biomecánico del cuerpo.

Así, el tratamiento de ambas entidades es de vital importancia para la Salud del Ser Humano, y aún constituye hoy en día una gran incógnita para numerosos profesionales de la salud.

La Terapia Cráneo-Sacral en Agua es una modalidad con efectos de sanación profunda para los individuos con altos niveles de estrés, dolor crónico, dolores de cabeza frecuentes, apnea del sueño y otros trastornos del sueño, síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.

Elisa ha ayudado a niños con autismo, parálisis cerebral infantil, trastorno por déficit de atención y problemas del sistema inmunológico, y ha sostenido con éxito a mujeres que experimentan embarazos asistidos difíciles y partos difíciles.

Watsu® y Terapia Cráneo-Sacral en Agua también son recomendables como una experiencia de unión para la pareja.

¿Cómo es el procedimiento? ¿Difiere entre una mujer embarazada y otra que no lo está?

Están descritos unos pocos puntos de Shiatsu que está prohibido estimular durante el embarazo, porque en estadíos avanzados de la gestación facilitan la colocación del feto y su aproximación al canal del parto.

Tanto en Watsu® como en TCS en Agua® contamos con ayudas para la flotación, por tanto el aumento de volumen de la mamá y el bebé o la restricción de movilidad de algunas articulaciones, sugerirán el uso de estas ayudas en la realización de determinados movimientos.

¿Con qué frecuencia debería realizarlo una mujer embarazada en condiciones normales?

Como en cualquier otro ser humano dentro de un marco terapéutico, la frecuencia de las sesiones en un tratamiento dependerá de cada caso concreto.

Según la evolución, y de manera orientativa, esta frecuencia variará desde varias sesiones semanales a una sesión mensual.

¿Cuáles son los beneficios específicos para una mujer embarazada?

¿Podrías relacionarlos con las molestias/síntomas propios del embarazo?

Efectos que causa una sesión:

En el Sistema Músculo-Esquelético:

Ambas técnicas abordan armoniosamente todo el cuerpo, favorecen la relajación de los músculos y los mantienen en forma.

Previenen dolores por contracturas musculares, especialmente a nivel de la columna, ocasionados por los constantes cambios que se producen a los largo de los nueve meses.

Disminuyen la presión que ejerce la columna rígida sobre músculos y nervios, eliminando así cualquier disfunción que esta presión pudiera estar causando.

Previenen dolores a nivel de las articulaciones sacro-ilíacas por el aumento de los diámetros en la pelvis.

Mantienen y mejoran la movilidad articular.

En el Sistema Respiratorio:

En el agua se trabaja permanentemente la respiración de una manera natural.

Mejora la mecánica respiratoria y refuerza la actividad diafragmática, alterada por el aumento del volumen y la presión abdominal.

Aumenta la capacidad respiratoria, lo que permite oxigenar mejor al bebé y a la madre.

Al tomar conciencia de la respiración y controlar apneas, se favorece el auto-control necesario en el momento del parto.

 

Efectos específicos de la terapia manual:

Se estimula la circulación sanguínea y linfática, facilitando así la eliminación de toxinas.

Gracias a la temperatura del agua y a los movimientos específicos, el cuerpo se relaja de una forma imposible de realizar fuera del agua, relajando la musculatura y moviendo articulaciones y músculos de una forma muy segura y confortable, alcanzando una relajación profunda.

Estimula la producción de endorfinas lo que produce una sensación de bienestar corporal general.

Alivia la fatiga y edemas que se producen en los miembros inferiores, estimulando el retorno venoso.

Se realiza presión digital en puntos de acupuntura (TSUBOS) estimulando los canales energéticos con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar y reequilibrar la energía vital.

 

Vínculo Madre-Hijo

Ayuda a estimular la capacidad de reconocer las propias emociones y temores y así poder relacionarse de una mejor manera con el bebé.

Compartir y estrechar un vínculo sano y seguro con el bebé.

Compartir sensaciones de cariño y amor que se verán reflejadas después del parto, así como la disminución de la posible depresión post-parto.

Crear un estímulo de conexión y unión con el bebé.

El medio acuático da una profunda sensación de cuidado maternal y unión, acercándonos así al mismo medio en que están los bebes en el vientre materno.

 

Cambios fisiológicos específicos del sistema nervioso parasimpático:

Disminución del ritmo cardíaco.

Disminución del ritmo respiratorio.

Aumento de la capacidad ventilatoria.

Estimulación de la respuesta del sistema inmunitario.

Mejora la activación del sistema linfático.

 

Beneficios específicos de la relajación:

Inmediatos:

– Aumento de los arcos de movilidad articular.

– Disminución del espasmo muscular.

– Disminución de la activación muscular.

– Mejora de la viscoelasticidad de los tejidos blandos.

– Disminución del dolor entre un 40 y 60%.

 

A largo plazo:

– Mejora de la calidad del sueño.

– Mejora del tránsito intestinal y la digestión.

– Mejora de la respuesta del sistema inmunitario y la capacidad de autocuración.

– Mejora la calidad de vida y la percepción del estado de la salud.

¿Por qué no es conveniente realizarlo antes de los tres meses de gestación?

La condición de embarazada no está descrita en sí como una contraindicación a la aplicación de ambas técnicas. No existe evidencia científica que correlacione la aplicación de una terapia manual con la pérdida del bebé en los tres primeros meses de gestación.

Sin embargo, en este período existe un riesgo mayor, por tanto, lo que podemos perder, nuestro hijo, tiene un valor infinitamente superior frente a lo que podemos ganar, los beneficios de la sesión.

¿Por qué arriesgarnos?

¿Es posible realizarlo hasta el último momento, si no ha recomendación médica en contra?

En este período solamente estará sujeta a valoración del Profesional su aplicación en embarazadas de alto riesgo.

¿Cómo ayuda a que la mujer esté mejor preparada para el parto?

Watsu® y Terapia Cráneo-Sacral en Agua® son técnicas de trabajo corporal acuático que nos permite trabajar, con total confianza, con las mujeres embarazadas, colectivo que generalmente no tiene este tipo de atenciones, debido a su estado gestante, ya que no pueden tumbarse en una camilla para recibir sesiones de masaje cuando se encuentran cansadas o doloridas, o si encuentran una camilla donde hacerlo, el tratamiento no es del todo completo.

Con Watsu® y Terapia Cráneo-Sacral en Agua® realizamos un trabajo integral, donde creamos un espacio de escucha y conexión, de reflexión y apoyo para compartir y elaborar los sentimientos y cambios que aparecen durante el embarazo.

Watsu® da un alivio especial a la mujer embarazada, ya que permite una conexión intensa entre madre e hijo, por estar ambos en el mismo ambiente acuático, además de liberar las tensiones propias del estado gestante y cuyo principal objetivo es favorecer en todo momento el estado emocional y corporal de la futura mamá.

Esa misma tranquilidad y relajación que respira la madre, la trasmitirá al niño y va a permitir una conexión muy importante y decisiva entre ambos, la misma que se verá posteriormente reflejada en su crianza.

Comments are closed.